martes, 7 de octubre de 2008

trabajo para mesa redonda....litografía en aluminio


Exeperiencia personal en el taller de litografía en aluminio realizado por Jorge Martínez, en agosto 2008.Pude hacer dos planchas y experimentar el fascinante proceso completo desde la concepción de la imágen , el dibujo sobre la plancha con materiales grasos,como los lápices litográficos,tusche, tinta autográfica y barritas, y todos los pasos de acidulación, levantamiento de la imagen,e impresión de la misma...la experiencia fue muy interesante y estimulante y nos deja abierto el camino recién iniciado en esta experiencia...
Aqui publicaré lo que encontré en la web acerca de la litografía en aluminio o algrafía...
Litografía sobre aluminio .
extraído del sitio www.rosayambrosio.eu
"En las líneas siguientes, explicamos una de las formas de realizar dichas litografías sobre
aluminio. Este texto está basado en las clases impartidas por Luis Cabrera. Por supuesto no es
la única, pues, como se dice, cada maestrillo tiene su librillo. Esperamos que las explicaciones
sean útiles a quien las lea.
Antes de dibujar, y para limpiar y sensibilizar la plancha en el caso de que fuera necesario, se aplica una capa
de ácido acético disuelto en agua (1+17) durante un par de minutos, y se lava abundantemente con agua
Para dibujar se emplean los lápices litográficos y la tinta litográfica, como en la piedra. También pueden
emplearse otros materiales como los rotuladores de tinta indeleble.
Una vez dibujado el motivo, se limpia con talco y se aplica la solución para aluminio durante 2 minutos. Dicha
solución esta formada por goma arábiga y unas gotas de ácido fosfórico mezclados hasta conseguir un ph de
tres, medido con papeles para ph o cualquier aparato electrónico que esté a vuestra disposición. Pasado el
tiempo, se procede a retirar el ácido con una esponja mojada.
Una vez retirada la preparación, se procede a “estirar goma”. Este proceso consiste en aplicar una fina capa de
goma, sin ningún tipo de producto, sobre la plancha. Para ello aplicamos una pequeña cantidad de goma a mano
y la repartimos uniformemente por toda la superficie. El exceso de goma se retira con una bayeta ligeramente
húmeda. La plancha tiene que quedar sin brillos. El motivo de este paso en dejar en la plancha una finísima capa
de goma que solo cubra las zonas en blanco del dibujo. Es mejor dejar secar la plancha antes de continuar.
Se limpia el dibujo con aguarrás abundante para quitar todos los materiales que hemos empleado para dibujar
(lápices, tinta, barras,...) dejando solamente la grasa que han depositado dichos materiales en el dibujo. En este
momento, el dibujo parece desaparecer de la plancha. A esto se le llama “levantar el dibujo”. Posteriormente
se limpia la plancha de todos los restos del aguarrás.
En caso de que el dibujo lo precise, pasar un algodón con betún de Judea o con la misma tinta que se va a
emplear disuelta en aguarrás sobre el dibujo para reforzarlo. Limpiar el exceso con algodón limpio y secar.
Lavar con esponja y agua, y secar. La parte posterior de la plancha ha de quedar lo más seca posible para evitar
manchas.
Entintar la plancha manteniéndola siempre húmeda. Alternar pasadas de rodillo con tinta y esponja húmeda.
Tener en cuenta que la plancha se satura de tinta antes que la piedra.
A la hora de imprimir, la parte posterior de la plancha ha de quedar lo más seca posible para evitar manchas. El
papel, como ya sabréis, ha de tener cierto grado de humedad, al igual que en el grabado calcográfico.
Particularmente, lo que nosotros hacemos es sumergir la mitad de los papeles en agua y apilarlos alternando un
papel mojado y otro seco, envolverlos en un plástico y tenerlo así un par de días. Pasado ese tiempo, el papel
ha adquirido un punto fantástico.
Para guardar la plancha hasta una nueva sesión, se procederá a aplicar tinta de levantar (suelo utilizar la tinta
negra “a monter” de Charbonnel) y estirar goma. Cuando se vuelve a utilizar la plancha es aconsejable levantar
el dibujo, sobre todo si la plancha lleva tiempo almacenada o si se va a emplear un color distinto.
Para guardar la plancha de forma definitiva, existe una tinta de conservación, que se aplica de la misma forma
que la tinta de levantar: estirar goma, levantar el dibujo, entintar con la tinta de conservación y estirar una capa
finísima de goma arábiga. Después se envuelve la plancha en un papel limpio y resistente.
Ambrosio

1 comentario:

Xabier Pérez dijo...

Hola:
gracias por su publicación.
Tengo una duda. Es sobre el proceso que vds. denominan "estirar goma". Se aplica la goma en las zonas blancas del dibujo. ¿Quiere esto decir que hay que aplicarla sólo donde no hay dibujo o que el dibujo -graso- repele la goma arábiga?, es decir, que puede aplicarse por toda la plancha porque el dibujo se encargará de repeler la goma arábiga...
Luego, se limpia el dibujo -que casi "desaparece" con aguarrás. ¿La goma arábiga es arrastrada por el aguarrás o ya la habíamos quitado antes?
Gracias, y disculpen mi torpeza.
Un saludo.